Arcadia

23.07.2015 - 19:46

HASTA EL 26 DE JULIO: De Tom Stoppard / dirección Jorge Denevi - Sala Verdi - viernes y sábados 21hs, domingos 19hs.

Funciones viernes y sábados 21.00hs, domingos 19.00hs

Arcadia transcurre en una casa de campo inglesa, en dos épocas históricas de forma simultánea (1809 y 1993), cuando la actividad de dos eruditos modernos y actuales residentes de la casa se yuxtaponen con la de quienes vivían allí en el período anterior. Una escritora y un profesor de literatura convergen en la casa para investigar lo que sucedió en ella, casi 200 años atrás, cuando fue habitada por una adolescente precoz cuyas teorías sobre las matemáticas, la naturaleza y la física estaban muy por delante de su tiempo.

Arcadia es considerada la obra maestra del dramaturgo inglés Tom Stoppard y uno de los mejores textos teatrales de finales del siglo XX. Ganadora del Premio Laurence Olivier a la mejor obra de teatro del año 1994, combina la complejidad temática e intelectual habitual del autor, con grandes dosis de humor y misterio. El título nos remite a la tierra de naturaleza armoniosa y benévola habitada por pastores tal como aparece en poetas clásicos, arquetipo literario del país feliz.

Uno de los distintivos de Stoppard es su tendencia a construir su obra dramática en base a algún tipo de elemento preexistente, combinando alusiones a diversas disciplinas y aspectos culturales. La ciencia y la matemática son algunos de sus materiales favoritos, en tanto remiten al problema de la búsqueda de la verdad.

Otro aspecto central de su obra es cierto escepticismo respecto a la posibilidad de reconstruir o recrear el pasado. Se repiten personajes que se dedican a la biografía en todas sus variantes; tratan de reconstruir el pasado y se equivocan inevitablemente. Ese ineludible margen de error en el que se escribe la historia, es para Stoppard terreno fértil, donde el material rígido y confuso de los hechos se vuelve maleable y se acerca a una verdad que lo supera. La verdad está en los intersticios entre los hechos que parecen conformarla. Los hechos no son necesariamente la verdad, y la ficción puede ser un método más efectivo de llegar a ella. Para Stoppard, la verdad es ante todo incierta, y uno de los principales atractivos de escribir obras teatrales es la posibilidad de contradecirse, al argumentar efectivamente a favor de dos puntos de vista contradictorios respecto de una situación.

Este aspecto de su obra se vincula con su gusto por dramatizar los dos lados de una misma situación, por poner en escena puntos de vista opuestos. Nos habla de la tensión entre romanticismo y clasicismo, entre razón y sentimiento, orden y desorden, determinismo y azar; esta estructura dual se observa también en la trama, que se divide en dos tiempos. Arcadia oscila entre el año 1809 y la actualidad; la acción va y viene entre uno y otro, no en forma temporal lineal sino en un ida y vuelta que marca la reversibilidad. Dos historias separadas por más de 200 años, pero intrincadamente relacionadas entre sí.

En materia espacial, por el contrario, no hay oscilación alguna, ya que toda la acción tiene lugar simultáneamente en una misma habitación de Sidley Park, la residencia palaciega de la aristocrática familia Coverly.

Elenco: Diego Arbelo, Stefanie Neukirch, Florencia Zabaleta, Juan Antonio Saraví, Fabricio Galbiati, Alejandra Wolff, Daniel Spinno Lara, Lucía Sommer, Mario Ferreira, Pablo Varrailhón, Ricardo Couto (actor invitado), Pedro Cruz (actor invitado)

Asistente de dirección: Bernardo Trías

Escenografía: Alfredo Ghierra

Iluminación: Juan José Ferragut

Vestuario: Johanna Bresque

Peinados y maquillaje: Fernando Robaina

Música original: Alfredo Leirós

Interpretada por: Nicolás Albornoz, Daniel García, Alfredo Leirós, Diego Piccardo  

Traspuntes: Daniel Pérez, Cristina Techera

 

El espectáculo tiene una duración aproximada de 2 horas

Apto mayores de 12 años.

Entradas en venta en TickAntel y boletería de Sala Verdi.

Compartir